jueves, 1 de julio de 2010

TALLER CLIENTES VARIOS

27-06-2010


1. Qué es el triángulo de servicio al cliente

2. Cómo interpretan ustedes ésta frase: las empresas para satisfacer a sus clientes externos deben hacer énfasis en la satisfacción total de sus clientes internos.


3. Como satisfacer a los clientes: Cliente vanidoso y sabelotodo
Cliente desconfiado
Cliente indeciso
Cliente gruñón



DESARROLLO


1. El triángulo de servicio al cliente es la relación entre compañía, empleado y cliente.
La compañía + empleado: motiva de manera eficaz al empleado que tiene contacto directo con los clientes y consumidores, así como todo el personal de apoyo para brindarles respuestas satisfactorias a los clientes y consumidores, en el momento en que ellos lo requieran.
La compañía + cliente: se hace puente el mayorista externo, tiene una relación interactiva tanto como con el cliente como con el consumidor.

2. Esta frase hace referencia al trato del cliente interno que es el empleado, motivándolo monetariamente y capacitándolo.
Cuando un trabajador se siente satisfechoestà en mejores condiciones de prestar un servicio de calidad. Brindando un mejor trato y amabilidad. Es ágil, diligente y recursivo, para conseguir los mejores clientes que es la meta de toda empresa, es necesario contratar y conservar los mejores empleados.

3. Diferentes clientes: el cliente vanidoso y sabelotodo: a este tipo de cliente que es vanidoso y cree saberlo todo, se debe manejar con inteligencia, ya que él le gustan las cosas buenas y aparte de eso cree saberlo y conocerlo todo. Se debe identificar una característica especial en el producto que se le está ofreciendo, por lo cual debo convencerlo que mi producto es único, mágico y diferente a los otros.

El cliente desconfiado: es aquel que ha tenido alguna experiencia no muy grata.
Pone peros, hace preguntas, quiere que se le describa el producto o servicio que va a adquirir, cree que se le está cobrando más del valor real.
A este cliente se debe manejar con mucha seguridad, infundirle confianza, mostrarle el producto o servicio con todas las cualidades.

El cliente gruñón: a éste cliente hay que manejarlo con mucha paciencia, darle siempre la razón, no enfrentarlo ni llevarle la contraria
El cliente indeciso: debemos hacerle preguntas con respecto a lo que quiere, cómo lo quiere, para qué lo quiere, ayudarle a tomar decisiones, hacerlo sentir seguro y ayudarle a elegir, convenciéndolo de que está adquiriendo lo que necesita, se debe ser muy sincero con él , para que no vaya a tener sorpresas desagradables.


GAES EBANO:

Blanca Buitrago
Johana Cortès
Maria Claro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada